Biomasa como potencial reductor de gases de efecto invernadero