La Generalitat apuesta por incinerar las basuras en cementeras