Industria cementera evita que toneladas de residuos acaben en vertederos