Una tesis doctoral recomienda el uso de combustibles alternativos